I felt like I had myself walked into a visualization

2017
Curated by Francesco Giaveri.
Commissioned by ADN Gallery.
This project is being exhibited at ADN Platform, Sant Cugat del Vallès (Spain)

En la Bíblia se nos cuenta que hubo un momento en el que todos los humanos se habían entendido y se habían puesto de acuerdo para construir una torre que llegara hasta el cielo. En verlo, Dios los castigó por tal atrevimiento. Desde entonces el fantasma del lenguaje vive en sus voces. Desde entonces no nos entendemos.

En 1952 el lingüista Erwin Reifler, pionero de la tecnología de la traducción automática, pronunció el eslógan: “Give us graphio-semantically completely explicit texts, and the engineers will do the rest”. La cursa por la traducción automática se iniciaba con fuerza en universidades de todo el mundo. El sueño de la comunicación universal, frustrado tras la caída de la Torre de Babel, se recuperaba, como si fuera posible construir un nuevo edificio.

Aún nadie ha representado dos torres de Babel iguales, definitivas y terminadas y en el libro Se una notte d’inverno un viaggiatore Italo Calvino describió una sensación. Le parecía que hoy, en el mundo, existen “solo storie che restano in sospeso e si perdono per strada”.

Agradecimientos infinitos: Francesco Giaveri, Miguel Ángel Sánchez, Jordi Vernis, Cristina Centelles, Jaume Mercader, Daniel Sors, Joan Casals (Aprentik), Joan Dot, Pablo Santa Olalla, Xavi Rodríguez Martín, Franz (Bla Bla Car driver from Kassel to Hannover, passing a bus at 220km/h while playing Weval’s Half Age), Elisenda Soler i Marina Mascarella (Escola d’Arts Plàstiques de Torelló), Júlia Torrentallé, Octavi Rofes, Laia Costa, Cristina Tañà, Eva Marichalar.